Depilación y piel tatuada: direcciones opuestas

Depilación y piel tatuada: direcciones opuestas

17 April 2019

Héctor Lavoe canta: “Nada dura para siempre…” y en parte tiene razón. Casi todo en la vida cambia , pero hay algunas pocas cosas que no cambian, entre ellas: la depilación láser y los tatuajes. Una vez optes por depilar o decorar tu piel, esta decisión te acompañará día a día. Ahora bien, si estás pensando marcar alguna parte de tu cuerpo con tinta, te recomendamos leer las siguientes precauciones que debes tomar en cuenta antes de dar ese importante paso.
Nuestro cuerpo es un canvas inmenso y puedes tatuarlo donde gustes. No obstante, hay partes de él que se exponen con mayor frecuencia y debemos visualizar cómo lucirá ese tatuaje si crecen vellos en el área. A menos que estés pensando incorporar los vellos como parte del diseño, estamos seguras de que vas a querer mantener la piel despejada y sin crecimiento. La solución para esto es la depilación láser y este procedimiento debe ir antes de tu cita en el tattoo shop.
Las máquinas de depilación láser detectan la diferencia entre el color de la piel y el pigmento del vello. Por esta razón, la depilación en vellos oscuros es más efectiva, ya que el láser los reconoce con gran facilidad. Al tatuar la piel, el láser identificará la tinta como si fueran los vellos y eso causará quemaduras graves y dolor severo. Además, el láser se verá atraído a la tinta del tatuaje, por lo que es sumamente probable que no logre remover el vello en su totalidad.
Nuestra recomendación es simple: ANTES de tatuarte, pasa por Aba y depílate con nuestro equipo de profesionales. Al terminar tu tratamiento, puedes decorar tu piel sin preocupación de salpullidos o vellos enterrados sobre el arte que llevarás en ti. ¿Dudas? Escríbenos por Facebook o llámanos al 787-250-8256 o al 787-721-9221.

Otros artículos relacionados

Continua la conversación

comments